Blog de Apolo Agencia Digital

Startup como modo de vida

El auge de las nuevas tecnologías en los últimos años y la creciente fama que han tenido las “startups”, ha traído como efecto que se perciba este nuevo modelo de empresa como una opción con alto potencial económico, sin embargo, para muchos emprendedores fundadores de startups se ha convertido en algo más que una forma de hacer dinero, en su forma de vivir. ¿Qué diferencia una Startup de una Pyme?

El auge de las nuevas tecnologías en los últimos años y la creciente fama que han tenido las “startups”, ha traído como efecto que se perciba este nuevo modelo de empresa como una opción con alto potencial económico, sin embargo, para muchos emprendedores fundadores de startups se ha convertido en algo más que una forma de hacer dinero, en su forma de vivir. ¿Qué diferencia una Startup de una Pyme?

En realidad, una startup es la denominación de una fase empresarial. Normalmente son compañías jóvenes con base tecnológica y grandes posibilidades de crecimiento gracias a contar con un modelo de negocio escalable. Una startup supone un riesgo mucho mayor que el que constituye crear uno tradicional.

Es común encontrar gente que ligue el concepto de startup a la idea de una empresa que con pocos recursos crece y hace dinero (una definición muy vaga por cierto), o señalan cualquier empresa nueva como startup. Obviamente, el concepto en sí va mucho más allá de comenzar una empresa. Comentábamos en un post anterior las ventajas de tercerizar para una startup y hacíamos mención a Steve Blank, emprendedor en serie y profesor en Silicon Valley, que definía “la startup como una organización temporal en búsqueda de un modelo de  negocio escalable y replicable”, y esta es básicamente la premisa en una startup, la incertidumbre en el modelo de negocio que necesita validarse con el objetivo de que sea escalable. Este hecho nos hace reflexionar sobre las emociones que conlleva el no tener certeza sobre nuestro modelo de negocio. La sensación de “montaña rusa” emocional que viven los fundadores de una startup sobre esa incertidumbre es lo que hace que se convierta en un modo de vida y no en una solución económica.

Hoy en día tenemos muchos casos de startups vendidas a grandes empresas por grandes sumas de dinero como para que los fundadores se jubilen a edad temprana, sin embargo, vemos como gran parte de estos, vuelven a crear startups. Tal vez sea por esa sensación de “subidón de adrenalina” al experimentar lo que nunca antes habían probado, por crear nuevas formas o simplemente por buscar cambiar el mundo que, muchos de los que hemos creado startups o estamos en el camino, nos apasionamos de tal manera que el objetivo va más allá de lo económico.

Asimismo, como lo establece Blank, la temporalidad es un factor importante para considerar una startup como tal. En este sentido, vemos como cada vez más las formas de hacer negocio se van ajustando y aquella empresa que veíamos como un negocio para toda la vida, debe también adaptarse y evolucionar. La temporalidad en la startup viene dada por el tiempo en el que se valide el modelo de negocio y demuestre su escalabilidad y capacidad de repetirse en diferentes escenarios. Según la difinición de Steve Blank, una vez cumplidas estas premisas, ya dejará de ser una startup y pasará a ser una empresa como cualquier otra.

En este sentido, vemos como la filosofía dentro de una startup rompe los esquemas tradicionales, pues al no tener certeza sobre el modelo de negocio, la planificación a largo plazo sería como predecir donde ocurrirá un desastre natural o cuál será el ticket ganador del gordo. Lo mismo sucede con la gestión del personal que forma parte de la startup. Al no tener capacidad de contratación fija o a largo plazo, se busca incorporar personas comprometidas con la idea y no con los beneficios económicos a largo plazo. Por eso, el fundador debe transmitir su filosofía con asertividad y ser inspiración para otros.

El principal activo de una startup no es su idea, sino el equipo que la conforma. Es por eso que los grandes inversores mundiales invierten más en el equipo fundador que en la idea, porque no basta con tener la idea del millón de dólares, sino que la capacidad y la forma de ser de los fundadores influirá significativamente en el éxito de la misma.

Cuando nos involucramos con una idea de startup no solamente crece el proyecto sino los que forman parte de él también. Muchos de los que han emprendido han dejado en el camino creencias y se han convertido en personas diferentes. Siendo parte de una startup nos involucramos con todo lo que somos y es precisamente eso lo que marca la diferencia. Al no tener el modelo de negocio validado la experimentación es necesaria para avanzar y crecer y se considera totalmente válido “fallar pronto y fallar barato”.

Una de las metodologías más usadas dentro del mundo de startups es la Metodología Lean, sobre la que ya hablaremos más adelante y que plantea un ciclo clave para crecer: construir-medir-aprender. A través de este ciclo constante, no solamente crece nuestro proyecto sino también nosotros mismos. Cuando estamos conectados con nuestra esencia de creación nos sentimos realmente libres.

No sé si será la adrenalina, el aprendizaje, la incertidumbre o el crecimiento personal y profesional que sentimos cuando estamos dentro de una startup lo que hace que sea tan atractivo este nuevo concepto de empresa. Lo que sí sé es que, aunque el negocio tenga intentos fallidos, siempre ganamos porque seremos cada vez mejores.

Rafael Martinez

Rafael Martinez

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Magister en Gerencia Educativa. Experiencia durante más de 15 años en el área comercial administrativa, 10 años como docente universitario y 7 años como Consultor Organizacional en áreas de creación y organización de empresas, diseño de estructuras organizacionales, manuales de procesos y cargos, dirección comercial y ventas.

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestros blog y no te pierdas nuestras publicaciones