Blog de Apolo Agencia Digital

Motivos para tener un blog

¿Cómo aumentar el tráfico de mi web? Seguramente te lo habrás preguntado muchas veces, y lo seguirás haciendo. Las redes sociales son sin duda una de las grandes herramientas, pero también un blog. Este espacio web de constante actualización supone una gran táctica con el que puedes ofrecer contenido de valor a tus clientes y a tu público objetivo. Puede ser un pilar fundamental en tu estrategia de marketing y ayudarte a conseguir tus objetivos. Coge papel y boli y apunta los motivos para tener un blog en tu empresa:

Crea y mejora la relación con tu público y con el potencial cliente. Muéstrate.

Un blog es una manera barata y rápida de construir una presencia en Internet. Es una forma ideal para empresarios, técnicos, consultores, escritores y otros profesionales para crear confianza y credibilidad con la conversación que se genera mediante los comentarios de las personas.

Mediante el marketing de contenidos, vas a transmitir a tus usuarios cuáles son tus puntos fuertes, qué haces, qué vendes y cómo le vas a ayudar a solucionar sus necesidades. Puedes mostrar tus valores y tu visión. Te ayuda a humanizar a tu negocio online. Podrás posicionarte como un referente del sector y el cliente tendrá más predisposición a decidirse por ti ante tu competencia.

 

Un blog te ayuda a tener contenido de valor para las redes sociales.

Dependiendo de a lo que te dediques, mantener actualizadas las redes sociales es una tarea que te va a llevar mucho tiempo. Cualquiera puede publicar de manera frecuente, pero es difícil compartir constantemente contenidos de calidad que generen interés al público. De ahí el dilema de todo Community Manager.

Un blog también supone contenido para que puedan publicar tus lectores en sus redes sociales. De la misma manera que el blog te facilita material para publicar, estás dando contenido a otras personas interesadas en el mismo sector que el tuyo y que buscan lo mismo que tú, generar visitas a su site. Por un lado, esto incrementa tu radio de alcance, ya que tu contenido llega a una nueva audiencia que puede ser atraída a tu website. Por otro lado, esto te genera backlinks, los cuales son de gran importancia, ya que tienen gran influencia en tu ranking.

Con un blog, estás dando una fuente de material de calidad para promover en tus redes sociales. Material que de verdad va a ser apreciado y compartido por tus seguidores. Y no solo para las redes sociales, también es una fuente para incluir material en una campaña de email marketing. 

 

Mejora tu posicionamiento en Google, aumentando tu tráfico orgánico.

Los motores de búsqueda están ojeando por Internet todo el tiempo, buscando contenido nuevo. Cada vez que realizas una publicación en un blog, es una página más en tu website que el motor de búsqueda puede indexar y una oportunidad más para aparecer entre los primeros resultados de una búsqueda. 

Tenemos que tener en cuenta que el consumidor, antes de la compra, investiga toda la información necesaria para decidirse y lo hace principalmente a través de Google. Si tu website aparece en los primeros resultados de búsqueda, estarás poniendo en bandeja tus servicios a ese consumidor que busca en Internet.

 

A Google le gusta tener contenido fresco y actualizado y que también le “ayudes” a rastrear bien tu web mediante enlaces entre tus propias páginas. Tanto internos como externos, vas a poder enlazar tus servicios o productos con contenido nuevo, generando enlaces internos que ayudan al rastreo de la web. Y además, si ese contenido es bueno y aporta, tendrás más posibilidades de que te enlacen desde fuera que si no tienes un blog. Ya que las páginas de servicios o productos, son generalmente promocionales y difícil de encajar en la web de un tercero. Para enlaces externos, el blog es de donde más beneficio puedes sacar.

Cada entrada del blog es una página más para Google y con ella vas ganando más puntos para posicionar mejor tu web.

 

Se trata de una ventaja frente a tu competencia. 

Puedes informar a tu público objetivo y tus clientes la manera en la que trabajas y cómo tus servicios tienen una ventaja en comparación con los de la competencia. Si tus clientes conocen a fondo tu marca y tu empresa, confiarán más en ti y serás el primero al que acudirán cuando necesiten los productos o servicios que les ofreces.

Ya no se trata de una herramienta novedosa, se trata de una realidad, y corres el riesgo de quedarte atrás. Y si tus competidores aún no tienen un blog, aprovecha la oportunidad de destacar.

Además, podrás demostrar tu profesionalidad en tu sector, aportando información de valor a tus clientes. Escribir sobre la temática de un sector dejando atrás los tintes comerciales te va a llevar a ganarte el aprecio de personas del sector que, si juzgan tu contenido como bueno, tenderán a compartirlo o enlazarlo.
Dale un buen uso, ayuda al usuario, utiliza el contenido para posicionarte y crea una comunidad alrededor tuyo.

 

Recibes feedback de tus usuarios. 

Mediante los comentarios y las visitas que recibes, puedes comprobar por donde se mueve el usuario, que es lo que más necesita y las necesidades que tiene. Todo dirigido a optimizar tanto la labor de tu web como la propia de tu negocio. No te olvides de que es una herramienta de atención al cliente muy buena porque puedes solucionar problemas generales con una simple entrada. Un blog te permite usar las preguntas frecuentes de tus usuarios como inspiración para la creación de un contenido útil y aumentar la eficiencia operativa.

Tienes la inspiración para el contenido idóneo para tus clientes potenciales, y de paso, ahorras tiempo en buscar temas de los que hablar.

 

Te lleva a establecerte como experto de tu industria. 

Al mantener un blog, las empresas demuestran pasión, conocimiento y experiencia sobre los temas de los que escriben. Tener contenidos de valor ayudará a tu compañía a crear una comunidad de clientes en potencia con pasiones, gustos y necesidades afines. La percepción de quienes acudan a tu blog será buena al ver que, sin pedir nada a cambio, entregas información gratuita.

 

Puedes hacer publicidad de una forma no intrusiva. 

Imagina que tienes una marca de huevos, y en tu blog publicas recetas con huevos y otro tipo de información de valor para tus clientes, como por ejemplo recetas de repostería sin gluten. Puede resultar muy interesante y es una buena forma de promover tus productos sin ser molesto ni invasivo, porque cada producto está introducido de forma “natural” en cada receta o consejo.

Y también puedes hacer publicidad de tus propios clientes. Siempre hay que darles cariño y una buena forma de hacerlo es mediante alguna entrada en tu blog en la que expliques algo que has hecho con ellos y los beneficios que le has reportado. Es un win-win de manual. Tú ganas enseñando al usuario lo que puedes hacer, y ellos ganan recibiendo publicidad.

El blog es un buen lugar para exponer las promociones que tienes, sobretodo las temporales, sin necesidad de tener que realizar una landing específica. También para eventos, tanto los que organices como los que asistas, mediante resúmenes que aporten o que le generen un beneficio adicional al usuario.

 

 

Son motivos suficientes para animarte a dotar a tu negocio de un blog. ¿No crees?

 

 

 

Cristina Garcia

Cristina Garcia

PR & Adv. Madrid Miembro de la tripulación de Apolo Agencia Digital ¿Lo mejor de mí? El bonito acento andaluz que tengo

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestros blog y no te pierdas nuestras publicaciones