Blog de Apolo Agencia Digital

Más que contar una historia: Storytelling

Si traducimos de forma literal el termino de Storytelling, nos encontramos ante la definición de “contar historias”. Se trata del viejo arte de hacer que la atención del público recaiga en nosotros, a través de un hilo narrativo. En marketing, se trata de una técnica donde cuentas una historia a tu público objetivo con el fin de lograr una mayor conexión con ellos. En otras palabras, mayor engagement y fidelidad hacia la marca. Más allá de contar una historia, es atraer a tu público hacia tu marca y fidelizar a tus clientes con un contenido atractivo, divertido, un contenido que sea buscado y guste.

Las historias son poderosas.

¿Por qué deberías usar Storytelling para tu negocio?

Si acabas de conocer este término, estarás preguntándote ahora mismo que de qué te sirve contar una historia a tus clientes. Te damos unas cuantas razones de peso:

1. Vas a conectar emocionalmente con tu público. Por ejemplo, Coca-cola; seguro que recuerdas aquella tierna historia de Pep Mascaró, el hombre más anciano de España bajo el claim “Estas aquí para ser feliz”. La campaña cuenta el viaje real de Pep a un “encuentro” muy especial con un niño que acaba de llegar al mundo, para transmitirle en persona y a través de su ejemplo, que hay que disfrutar de la vida, de los buenos momentos y dejarle un mensaje muy sencillo y claro a la vez: que estamos aquí para ser felices. Una historia muy emotiva que cautivó al público.

 

 

2. Te da la posibilidad de contar tu historia de una forma convincente y efectiva. Crea confianza. Balay ha sabido aprovechar muy bien la situación económica por la que ha pasado nuestro país y por la que aún está intentando salir. Con el título “el sentir de la sociedad”, su campaña “Gracias” conecta con las emociones del consumidor. Cuando en las noticias solo hemos visto casos de cierre de empresas y aumento del paro, convirtiéndose en el primer gran problema social, Balay nos da las gracias por comprar sus productos. Pero no lo hace la empresa, lo hacen las personas que trabajan en ella. De esta forma, recibimos un mensaje claro: cuando compramos Balay defendemos el empleo de todos esos trabajadores que fabrican los electrodomésticos.

 

3. Es un contenido que entretiene a tu público y va a despertar su interés. Te ponemos como ejemplo la campaña de Ikea #amigosdelasterrazas que tuvo como punto de partida un teaser. En él se mostraban distintas terrazas abandonadas por sus dueños, sucias y con trastos. Difundido en TV y redes sociales, lleva a los interesados a amigosdelasterrazas.org, una microsite de “denuncias”. En ella, se anima a delatar a los dueños de las terrazas abandonadas que recibirán una denuncia vía correo electrónico o WhatsApp de algún familiar o amigo preocupado por su terraza. Creada por McCann y MRM//McCann, se ha querido demostrar cómo una terraza bonita y bien aprovechada puede convertirse en el mejor lugar para vivir momentos únicos e inolvidables.

 

4.Para generar recuerdo de marca, que cuenten tu historia y la compartan. Historias que tienen lugar en contextos, momentos y situaciones a los que interesa que la marca sea asociada y que los usuarios se identifiquen. Como por ejemplo estrella Damm y sus campañas de cada verano. La marca cervecera es un gran ejemplo del uso del storytelling, y en los últimos años a conseguido gran expectativa entre el público, con su esperado anuncio del verano. Así como la navidad con Freixenet, el verano empieza con el anuncio de Estrella Damm.

 

Tienes que crear interés y convencer de que puedes resolver el problema que tiene tu público.

 

Los principales elementos de un Storytelling

  1. Principalmente, que no falten los valores de la marca y un lenguaje que emocione.
  2. Que nunca falte el factor sorpresa. Que se quede con la boca abierta quien lee, oye o visualiza tu contenido. Lo puedes conseguir creando un final inesperado.
  3. Cuida el lado humano, porque las historias tienen un carácter humanizador para las marcas, que puede ir directo al corazón de tu público.
  4. Crea las experiencias y cuéntalas. Deja a un lado los datos y demuestra la realidad de una experiencia real y que le puede pasar a cualquier persona.
  5. Intenta que lo que cuentes quede en la memoria del usuario. Porque así compartirá tu historia, la contará entre sus amigos y su entorno.

Y ¿cómo empiezo?

Puedes usar Storytelling en tu Web, porque esta es tu “casa”, el sitio perfecto para hablar de tu marca y dejar huella. Por ejemplo, en el apartado “acerca de” o “quiénes somos”, puedes contar cómo empezaste, tus inicios, narrar todo lo que ha pasado en tu vida o en la vida de tu negocio. Menciona tus logros y tus metas, cuáles has conseguido y cómo has llegado hasta donde estás. Todo esto hará más interesante tu Storytelling. En el apartado de “Servicios” puedes contar cómo sirves a tus clientes, en qué les puedes ayudar y por qué existe tu marca. Cuenta una historia sobre tus productos y servicios donde narres los beneficios que tienen y cautiva las emociones de tus clientes.

Cuenta historias en tu Blog. El Storytelling enseña el lado más humano de las marcas. Por lo tanto, en cada artículo puedes incluir alguna anécdota personal que hayas tenido, con tu familia, con tu equipo o con algún cliente. La empatía es muy importante en Storytelling.

Storytelling en Redes Sociales. La frase o contenido que compartas en Facebook, Twitter o cualquier otra red social, deja plasmado tu sello aunque no quieras. Usar la estrategia de Storytelling en Social Media te va ayudar a que tu imagen se haga sólida y visible, generando engagement en tu audiencia. Además, puedes hacerlo en email marketing, porque igual que vas a captar la atención de un usuario que navega por Facebook, lo puedes hacer con un usuario que revisa su correo.

Historias hasta en tus presentaciones. Cuando tengas que realizar alguna presentación sobre tu empresa, usa el Storytelling, no te cortes. Como ya hemos dicho, además de atraer y captar la atención de tu público, puedes emocionarla o causar unas risas que van a ayudar a conectar con él.

 

En definitiva, a las personas nos gustan las historias. Desde pequeños en el colegio, en el teatro, las películas que vemos a menudo,  o las historias que te contaban tus abuelos, seguro que en mayor o menor medida las recuerdas. Y muy a menudo, queremos saber el final de una historia. Por ello, si haces un buen Storytelling, tu publico querrá saber cómo termina

 

 

Cristina Garcia

Cristina Garcia

PR & Adv. Madrid Miembro de la tripulación de Apolo Agencia Digital ¿Lo mejor de mí? El bonito acento andaluz que tengo

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestros blog y no te pierdas nuestras publicaciones