Blog de Apolo Agencia Digital

Formatos de publicidad digital no recomendables

Interrumpir nunca ha sido de agrado.

Interrumpir nunca ha sido de agrado. En el anterior post os hablábamos sobre los distintos tipos de publicidad digital, y hoy hablamos de algunos formatos de publicidad digital no recomendables. Algunos resultan intrusivos y afectan de forma negativa a la experiencia de usuario en internet y a su opinión sobre la marca que se está publicitando.

Según un estudio de We are Social, los anuncios que interrumpen el contenido en internet son los que los consumidores no perdonan.

Pero, ¿Cuáles son los formatos de publicidad digital no recomendables?

A. Anuncios con cuenta atrás. 

Es publicidad que aparece antes de que el contenido del site se cargue y en la que aparece una cuenta regresiva de unos pocos segundos para poder cerrarla. Esto obliga al usuario esperar para poder cerrar el anuncio y aumentan las posibilidades de que se salga de la página sin llegar a ver el contenido.

B. Anuncios de larga duración sin opción a cierre, llamados “Sticky Ads”.

 Son anuncios que se encuentran en el borde inferior de una web que, además de ser estáticos, muchos ocupan más del 30% de la pantalla, perjudicando la visibilidad del contenido al usuario.

C. El pop-up.

De los formatos de publicidad digital más usados es sin duda, es el más molesto e intrusivo para el usuario. Este tipo de anuncio aparece en forma de ventana emergente cuando la página se está cargando, ocupando a veces toda la pantalla. Este formato se ha utilizado mucho en publicidad digital, pero cada vez más se está teniendo en cuenta la repercusión negativa que tiene en la experiencia de usuario y, desde este año, Google ha comenzado a penalizarlos de la siguiente forma: aquellos que hagan el contenido menos accesible a los usuarios, el motor de búsqueda no dejará que la web puntúe alto en los resultados de búsqueda.

[ctt template=”4″ link=”luYdd” via=”yes” ]De acuerdo al estudio los formatos de anuncios los PopUp son los más molestos[/ctt]

Y hay tres tipos de pop-up que incomodan más al usuario: los pop-ups que cubren casi toda la pantalla, los pop-ups que se tienen que cerrar para poder leer el contenido y los que aparecen en la parte superior visible de lo que el usuario intenta ver. Google sólo penalizará aquellos anuncios intersticiales de apps, hay otros tipos de pop-ups que respetará:

  • Para dar información legal, como el uso de las cookies o para la verificación de la edad del usuario.
  • Anuncios parciales que sean fáciles de cerrar y ocupen un espacio pequeño en la pantalla.
  • Para accesos a los usuarios donde el contenido no sea indexable; como cuando descargas un material.

D. La reproducción automática de vídeo con sonido.

Además de molestar en la visualización del contenido, pueden provocar una situación incómoda si el usuario se encuentra en una espacio silencioso y se ve obligado a cerrar la ventana rápidamente para detener el sonido.

Las redes sociales han sido las que más han implementado este tipo de publicidad por un simple motivo: aumenta la visualizaciones, pero de una forma “obligada”. Un claro ejemplo, y que todos hemos sufrido, es YouTube donde los vídeos de reproducción automática han sacado de quicio a más de un usuario cada segundo. A esta técnica se unió Facebook con el objetivo de tener cada vez más anunciantes, los cuales tienen la oportunidad de que sus vídeos sean visualizados hasta el final, sin que haya un click inicial por parte del usuario.

Pero este formato ha molestado y molesta a muchos internautas, y más cuando es a través del teléfono móvil. La auto-reproducción de este tipo de publicidad supone el consumo de datos móviles y por ello, algunas redes implementaron la opción de desactivar el autodisplay en sus vídeos.

Los anuncios siempre han sido la forma más directa de que las marcas lleguen a sus consumidores, de que estos conozcan sus productos y servicios, pero también es motivo de conflicto entre ambas partes. Seguro en nuestras casas hemos escuchado alguna queja respecto a la publicidad en televisión, cuando vemos una serie o al final de la emisión de una pelicula o programa favorito. De igual manera con la publicidad digital, pero las marcas deben tener en cuenta la experiencia de usurario y encontrar el equilibrio entre la accesibilidad del contenido y la publicidad. La clave: Evitar los formatos de publicidad digital que más dificultad la visibilidad del contenido web.

AdBlock vs publicidad online

Desde 2013, los usuarios españoles utilizan esta herramienta para bloquear los anuncios en su navegación online. Se trata de una extensión de navegador que bloquea los anuncios y ventanas emergentes que resultan intrusivos al usuario. Aunque se ha cuestionado bastante la labor de esta herramienta y el filtro de permisibilidad respecto a los anuncios emergentes, ha sido utilizada por millones de usuarios en todo el mundo.

Pero es una realidad que los usuarios no se oponen completamente a la publicidad digital. Esto supone una oportunidad para tener en consideración la creatividad de la publicidad digital y los intereses del usuario en cuanto al contenido de los anuncios. Formatos más eficaces y menos intrusivos que llamen la atención del usuario y atraigan el clic, alternativas que no acaben con la paciencia de los internautas.

María Escrivá, directora de la consultora de estrategia digital E-strategia, defiende que puede haber una conciliación entre los mensajes publicitarios y los comerciales con los contenidos de valor añadido. Su razón: hay muchísimas campañas publicitarias digitales compartidas por millones de usuarios.

Cristina Garcia

Cristina Garcia

PR & Adv. Madrid Miembro de la tripulación de Apolo Agencia Digital ¿Lo mejor de mí? El bonito acento andaluz que tengo

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestros blog y no te pierdas nuestras publicaciones