Blog de Apolo Agencia Digital
Cómo la tecnología ha cambiado nuestras vidas
Cómo la tecnología ha cambiado nuestras vidas

Cómo la tecnología ha cambiado nuestras vidas

Desde que nos levantamos, hasta que nos vamos a dormir, la tecnología nos acompaña en cada momento. Muchas veces, no somos conscientes de hasta qué punto dependemos de ella. Si te paras a pensar cómo la tecnología ha cambiado nuestras vidas desde hace diez años hasta hoy, te darás cuenta de que no podemos vivir sin ella.

De entre todos, vamos a ir nombrado los aspectos más fundamentales en los que la tecnología e Internet han revolucionado de forma radical.

El acceso a la información.

La web es la fuente de información número uno. Solo tienes que teclear en un buscador para encontrar cualquier cosa, en el momento que quieras y dónde quieras. Puedes consultar en tiempo real una noticia, investigar acontecimientos pasados, cualquier tipo de información en nuestras manos.

 

El ocio y el entretenimiento.

La televisión ya no ocupa la mayor parte de tu tiempo.  Según la Asociación Europea de Publicidad Interactiva (EIAA), Internet es el medio más consumido por los españoles, situándose en número de horas (13,3 horas semanales) por encima de la televisión (13 horas semanales), la radio (12,6 horas semanales) y la lectura de periódicos (4,6) y revistas (3,6). Y la forma de consumir televisión ha hecho que ya no esperes por capítulos, sino por temporadas. Quieres consumir más rápido y de forma inmediata.

 

 

Comunicación y expresión.

La forma de comunicarnos ha cambiado. La inmediatez del e-mail ha remplazado a las cartas tradicionales, la mensajería instantánea se impone frente al teléfono, y se envían diariamente millones de SMS. Las 24 horas del día conectado a tus familiares y amigos a través de la pantalla. Por su parte, los blogs se han convertido en un importante medio para contar experiencias y expresar opiniones. En España existen aproximadamente 2,5 millones de blogs, cifra que sigue aumentando.

Desde la aparición del teléfono móvil, con sus SMS, hasta los nuevos Smartphone, pasando por todo tipo de chats, se han producido grandes cambios a la hora de expresarte: reducción del vocabulario empleando para buscar palabras o frases más cortas, abreviación de palabras, un abuso del uso de signos para dar énfasis y la introducción de símbolos, iconos o GIFs para sustituir o acompañar el texto.

 

 

Relaciones interpersonales. 

El correo electrónico, los SMS, la mensajería instantánea, las llamadas telefónicas, las redes sociales o el microblogging te brindan la oportunidad de relacionarte con otras personas sin necesidad de estar físicamente presentes. Por otra parte, los datos del Estudio Anual de Redes Sociales 2017 de IAB Spain, dicen que el 86 por ciento de los internautas de entre 16 y 65 años (más de 19 millones usuarios en España) utiliza las redes sociales.

Y no solo relación entre personas, también entre marca y consumidor: “el 83% de los usuarios dicen seguir alguna marca en sus redes sociales. El hecho de que una marca tenga un perfil en alguna red social te inspira confianza como cliente”. La mayoría de los clientes van primero a las redes sociales de una empresa, antes de buscar información en su sitio web. Buscan comentarios positivos y negativos de los clientes, dan recomendaciones para hacer uso de algún producto, hacen check-in en un lugar para que todos sepan que está ahí. Y la marca aprovecha esta nueva comunicación para acercarse más personalmente a su consumidor, haciendo posible la fidelización.

 

Consumo. 

Ahora puedes comprar cuando quieras y dónde quieras. El dinero en efectivo se vuelve obsoleto frente a nuevas formas de pagos online, mientras los servicios financieros en Internet y los dispositivos móviles simplifican las transacciones.

Antes de la era del e-commerce, era necesario ir a la tienda, encontrar un lugar de estacionamiento, caminar, hacer fila para pagar, sólo para hacer una simple compra. Ahora, con el poder de las compras online y el uso de dispositivos móviles, puedes sentarte en el sofá de tu casa, estar en pijama, presionar unos botones en tu teléfono o tableta y comprar.

En lugar de obtener un producto que pueden conocer muy poco, los consumidores son ahora investigadores. Antes de hacer una compra, muchas personas leen lo que otros piensan acerca de los productos, quieren asegurarse de que es el mejor de su clase, y que le ofrece una buena relación calidad-precio.

Las personas que ya han utilizado el producto describen su experiencia, sus fortalezas, debilidades, etc., y esto ayuda a difundir información.

Los usuarios de redes confían en lo que sus amigos, familiares e incluso extraños dicen en línea sobre una marca o producto, de ahí la importancia de las redes sociales para las empresas, ya que los consideran sitios valiosos y creíbles para la investigación de productos y servicios.

 

El trabajo y formación. 

El trabajo ya no es un lugar físico, sino una actividad que puedes hacer en cualquier momento y lugar. Los dispositivos móviles y las nuevas tecnologías de colaboración como la videoconferencia, permiten que los equipos de trabajo interactúen con una enorme facilidad y naturalidad, como si estuvieran reunidos en la misma sala aunque se encuentren a miles de kilómetros de distancia. Esto supone importantes ahorros para las empresas.

E Internet ofrece múltiples oportunidades académicas: cursos online, tutorías virtuales, especializaciones de carácter público y privado… Apoyándose en la banda ancha y las últimas tecnologías de audio y vídeo de alta definición, podemos formarnos a distancia. Desde trabajos en clase, hasta la realización de examenes, notas, información para el alumnado, etc. Un sinfín de posibilidades que la tecnología e Internet ofrecen tanto a alumnos como profesores.

 

Atención sanitaria. 

Ya es una realidad. Estás enfermo en casa y necesitas consultar a tu médico. Hay empresas privadas como Sanitas, que cuenta con este servicio vía Smartphone. Solo tienes que contactar con tu médico y realizar una videollamada para estar uno frente al otro. Para consultas no urgentes supone una gran solución tanto para el paciente que no tiene que desplazarse hasta el centro sanitario. Como para el profesional médico que puede atender de forma más rápida y cómoda una consulta que no necesita observación física.

Este es un importante ejemplo de cómo la tecnología ha cambiado nuestras vidas.

 

Relación con la Administración. 

Se acabaron las largas colas en la Administración Pública para cualquier papeleo, o el jaleo de la Declaración de la Renta. España es un país pionero en Administración electrónica, con servicios innovadores como el DNI digital, los trámites con Ministerios como el de Hacienda o la receta electrónica.

 

 

¿Serías capaz de vivir sin la tecnología del presente?

 

Cristina Garcia

Cristina Garcia

PR & Adv. Madrid Miembro de la tripulación de Apolo Agencia Digital ¿Lo mejor de mí? El bonito acento andaluz que tengo

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • […] Sí, ya lo sabemos. Nada se mueve igual que hace 10 o 15 años. Ni se diga de hace 25 o 50. ¿Acaso nos imaginábamos de niños que tendríamos un aparato a nuestra entera disposición 24/7 para saber lo que quisiéramos sobre direcciones, nuestros contactos, taxis disponibles, los mejores sitios de comida de la ciudad o qué significan las manchas blancas que a veces veo. Nuestra manera de vivir está cambiando. […]

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestros blog y no te pierdas nuestras publicaciones