Blog de Apolo Agencia Digital

Cómo elegir un dominio y alojar tu sitio web

¿Cómo elijo un buen dominio y alojamiento (host) para mi sitio web?

¿Qué es el alojamiento (web hosting)?

¿Cuáles son los tres tipos principales de hosting que existen?

Imagina que hay un coleccionista llamado Malik, dueño de una tienda llamada Malik Antigüedades. Desde hace años, Malik vende en su tienda muebles antiguos y objetos de colección, pero ahora se propone tener también presencia online. Él nunca ha creado un sitio web y no sabe por donde empezar, así que le ayudaremos a elegir un nombre para su dominio que mejor se adapte a su negocio y pueda atraer a potenciales clientes. Piensa en el dominio de tu sitio web como si fuera el cartel de entrada a tu tienda física. Un dominio ideal describe con precisión tu negocio y por lo tanto hace que sea fácil para tus clientes encontrarte. Procura hacerlo corto, simple, fácil de deletrear y evita el uso de guiones y números que puedan resultar confusos.

[ctt template=”7″ link=”eaFft” via=”yes” ]Piensa en el dominio de tu sitio web como si fuera el cartel de entrada a tu tienda física.[/ctt]

 

Incluir una palabra clave reconocible en tu dominio puede ser de gran ayuda. Por ejemplo, al incluir la palabra “antigüedades”, Malik hace que su sitio sea fácil de encontrar para quienes buscan estos objetos en la web, aún cuando nunca hayan oído hablar de él. Para registrar un nombre de dominio, debes ir a sitios como Google domains o consultar en nuestro formulario y ver cuáles hay disponibles. En general, los dominios son bastante baratos (muchos se pueden comprar por menos de 15€), pero debes recordar renovar tu dominio cada año, para no perderlo. Si es posible, registra dominios con una extensión “.com”. Esta es la extensión más reconocida, aunque también podrías usar “.net”. Si tu organización no tiene fines de lucro, puedes usar un “.org”, y si se trata de educación, puedes usar “.edu”.

¿Qué dominio debería elegir Malik?

compraleamalik.com, antigüedadesmalik.com o bellascosasantiguas.net 

Debe elegir Antigüedadesmalik.com porque describe bien su negocio y sería fácil de encontrar para tus potenciales clientes. compraleamalik.com no contiene la palabra “antigüedades” y, por lo tanto, puede pasar inadvertido para quienes las busquen online. Tampoco es ideal bellascosasantiguas.net porque no incluye el nombre comercial de Malik ni la palabra clave “antigüedades”. 

Una vez que elijas un dominio, deberás contratar el servicio de alojamiento en la web (Web hosting) para que tu sitio web tenga un lugar donde funcionar. En Apolo ofrecemos el servicio de alojamiento, pero hay muchas más opciones como Blogger, Shopify, Godaddy, o Weebly, entre muchas otras. Todo lo que hacemos es proporcionar un espacio en nuestros servidores para alojar allí las imágenes, textos y datos de los sitios web y ponerlos a disposición del público. Existen 3 tipos principales de alojamiento en la web: alojamiento compartido, servidor virtual privado (VPS) y hosting dedicado. Para inclinarte por uno u otro, debes pensar cuánto tráfico esperas tener y cuántos datos necesitarás almacenar. 

El Alojamiento compartido (shared hosting) es cuando la información de tu sitio se almacena en un servidor que también contiene la información de otros sitios web. Éste puede ser el tipo más económico de alojamiento en la web y el ideal para los sitios de pequeñas empresas que no tienen requerimientos técnicos especiales. La desventaja del alojamiento compartido es que tu sitio podría ser ralentizado si alguno de los sitios web con los que compartes espacio en el servidor tiene una gran cantidad de tráfico. 

El alojamiento en servidor virtual privado (VPS) por sus siglas en inglés es mejor que el alojamiento compartido ya que, aunque también allí compartes espacio en el servidor con otros sitios, no tienes que dividir con ellos recursos como almacenamiento y memoria. Esto significa que tu sitio puede tener niveles de tráfico más altos sin mayores problemas. 

El Hosting dedicado es aquel en el que no compartes espacio del servidor con nadie más. Puede ser la opción más cara, pero también la más fiable. Tiene sentido si tu sitio recibe mucho tráfico o si necesitas funciones especiales y una mayor seguridad de los datos. Más allá del tipo de alojamiento y de proveedor que elijas, es importante que veas si te ofrecen prestaciones y si te garantizan el apoyo técnico que tu sitio web va a necesitar. La atención al cliente, por ejemplo, puede ser algo muy valioso, ya que si tienes problemas, deberás tratar de contactar con tu proveedor de inmediato. 

La seguridad del comercio electrónico también es esencial si tu sitio web ofrece productos para la venta online. Mira si tu host ofrece un Secure Sockets Layer (SSL), que encripta la información de tus clientes para hacer las transacciones más seguras. Algunos servicios de alojamiento (hosting) a menudo ofrecen también, de forma integrada, una herramienta para la creación de sitios web. Aunque siempre recomendamos contratar a un desarrollador web o una agencia de desarrollo para obtener así un diseño personalizado y óptimo. 

Juan Maldonado

Juan Maldonado

Ingeniero de Sistemas, Co-Fundador de Apolo Agencia Digital. Senior IT Project Manager, especialista en Diseño de aplicaciones web y aplicaciones móviles. Consultor SEO.

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestros blog y no te pierdas nuestras publicaciones