Blog de Apolo Agencia Digital

Cómo crear una landing page efectiva que atraiga clientes

¿Cómo puede ayudar a mi negocio una buena landing page?

¿Cuáles son las pautas para crear una excelente landing page?

¿Cómo puedo saber qué cosas debo mejorar en mi página?

 

Imagina que Carla es una fanática de la miel orgánica. Busca online y encuentra una anuncio de BuzzedBeez que promete “Miel orgánica con 25% de descuento”. Carla hace clic en el anuncio, con su tarjeta de crédito en mano, lista para comprar más miel orgánica que ningún otro cliente en la historia de BuzzedBezz. Entonces, ella llega a la landing page de la tienda online. En este momento crucial, o se convierte en una nueva clienta o se va del sitio web sin comprar nada. Veamos qué tipo de landing page funcionaría mejor.

Opción 1:    Opción 2: 

La opción 1 es la correcta. La landing debe ser como una extensión del anuncio, es decir, que exista una total y plena conexión entre lo que se anunció y lo que Carla va a ver al entrar en la landing. Una buena landing page ayuda inmensamente a Carla a encontrar miel orgánica y comprar rápidamente. Una landing page llena de distracciones y de cosas que no busca (ropa, kits de miel,etc), puede llevarla a irse del sitio sin comprar.

La landing page suele ser la primera experiencia que tiene el posible cliente con tu negocio. Como dice el refrán: “la primera impresión es lo que cuenta”. Es importante destacar que la landing page no es necesariamente la portada (o home) de tu sitio web. Es cualquier página a la que la gente llega una vez que ha sido redirigida a tu página desde otro sitio. La gente que se dirige a tu landing page está allí por algo, ya sea porque necesita información, un producto o registrarse por algún motivo.

¿Qué pasa si tu página no cumple con sus expectativas rápidamente? Tus posibles clientes no se quedarán allí.  Eso significa que tu sitio tendrá una alta tasa de rebote (el % de visitantes que se marchan enseguida) y una baja tasa de conversión (el % de usuarios que hace la acción deseada,como comprar algo). Ahora que entiendes por qué es importante armar landing pages fuertes, exploremos algunas de las pautas básicas que te ayudarán a evitar los errores más comunes.

Muestra lo mejor de ti: Lo primero que deben ver los usuarios cuando visiten tu página de llegada deben ser tus características y enlaces más populares.

Redacta de forma adecuada: Un texto fuerte es fundamental para que los clientes terminen la conversión en tu landing page. Es importante ser fiel al tono y a la personalidad de la marca.

Cuida el aspecto visual: Usa colores e imágenes para atraer a los clientes y mostrarles aquello que están buscando, las imágenes pueden ser productos, símbolos u otros elementos visuales que comuniquen de forma sencilla lo que les estás ofreciendo.

Siempre busca cerrar el trato: Redacta una llamada a la acción clara y concisa que aliente a los usuarios a terminar aquello que vinieron a hacer. Si hay espacio, puedes poner una segunda frase que explique cómo de sencillo es.“Compra ya. No necesitas registrarte”.

Si estás usando un anuncio para un objetivo de conversión específico (como vender un producto), asegúrate de que el anuncio lleve, con un clic, a una página de llegada para esa oferta o producto en específico y no a la home del sitio web de la tienda. La landing page debe mostrar lo que está en el anuncio y tener una llamada a la acción que ayude a los usuarios a terminar la conversión. Con estás pautas generales en mente, es bueno volver a analizar ahora tus páginas de llegada y asegurarte de que estén en su mejor versión.

Herramientas como Google Analytics y Adobe Analytics te pueden ayudar a evaluar tus landing pages y asegurarte de que están satisfaciendo las necesidades de tus clientes de la mejor manera. Con estas herramientas puedes averiguar de dónde llegan los usuarios que visitan tu sitio web (backlinks, búsqueda directa de palabras claves, etc) y qué palabras clave utilizan para llegar allí. Si los usuarios llegan desde una fuente específica o están buscando palabras clave relacionadas con algún producto o servicio tuyo pero tu landin page no les ofrece inmediatamente ese servicio o producto….¡Es hora de revisar tu landing page!

Volvamos al ejemplo inicial, digamos que la landing page de BuzzedBeez muestra su miel orgánica y sus dueños miran analytics para ver qué palabras clave usan los usuarios para encontrarla. Como es de esperar algunos buscan “miel orgánica” pero incluso más gente busca “frascos de miel”. ¿Cuál debería ser el nuevo enfoque de landing page y la llamada a la acción de BuzzedBezz? Pista: es una combinación de las palabras “miel” y “frasco”.

Ahora, ¿Qué pasa si la tienda no vende frascos de miel? Bueno, ese es un tema de optimización del motor de búsqueda (SEO). En vez de mostrar el producto equivocado, la landing page de la tienda está atrayendo a los clientes equivocados. Busca señales de estos problemas en tu propia página de llegada. Además de fijarte cómo llega la gente a tu landing page debes verificar cómo se comportan al llegar allí. Herramientas como Google Analytics y Crazy Egg te pueden ayudar a hacer un análisis de página que te mostrarán el porcentaje de gente que hace clic en las diferentes partes de tu landing page incluyendo tus productos, ofertas, opciones, llamadas a la acción e imágenes. Incluso puedes verificar el comportamiento de los visitantes de la landing page que vienen de sitios de referencia (backlinks) o de búsquedas específicas.

Un buen análisis de la landing page te ayuda a ubicar el comportamiento de los usuarios dentro de un contexto y te enseña cómo la disposición y el diseño pueden estar afectando a los clics. Quizás tu página de llegada está demasiado saturada de cosas, lo cuál dificultará que los potenciales clientes encuentren lo que buscan. Una vez que hayas reunido los análisis y los datos tendrás algunas ideas sobre cómo mejorar tu página de llegada. Es el momento ideal para empezar a probar.

Una forma de comenzar es hacer un test A/B para tu idea o hipótesis. Por ejemplo, puedes probar en dónde poner tu llamada a la acción en la página o cómo ubicar el texto o cambiar los colores de los botones o reubicar la barra de navegación u otros elementos del diseño. Solo asegúrate de probar una variable por vez. Evalúa a tus clientes con respecto a la experiencia que tienen con la landing page. Pregúntales por qué la visitaron, si pudieron terminar lo que querían hacer y, si no lo consiguieron, ¿por qué no? Haz que redacten sus respuestas en lugar de ofrecerles tú respuestas pre-elaboradas.

Para que los usuarios respondan a la encuesta puedes invitarlos cuando visitan la landing page por primera vez o tener una llamada a la acción en una esquina de la página. Solo asegúrate de que sea fácil para ellos negarse o salirse de la encuesta y volver a tu página. Para obtener ayuda con los tests A/B puedes usar herramientas como Content Experiments para Google Analytics o Visual Website Optimizer (VWO). Para crear encuestas, puedes usar iPerceptions, Google Forms o consulta a algunos de nuestros astronautas digitales.

Esta lista de tareas te ayudará para que puedas empezar a evaluar tus landing pages actuales:

  1. Revisar qué palabras clave están buscando los visitantes para encontrar mi landing page.
  2. Investigar de dónde vienen los que llegan a mi página.
  3. Analizar mi landing page actual para evaluar el comportamiento de los visitantes.
  4. Anotar ideas o hipótesis de cómo mejorar mi landing page.
  5. Elegir una idea o hipótesis para experimentar.
  6. Crear una encuesta acerca de mi página de llegada para que contesten los clientes.
Juan Maldonado

Juan Maldonado

Ingeniero de Sistemas, Co-Fundador de Apolo Agencia Digital. Senior IT Project Manager, especialista en Diseño de aplicaciones web y aplicaciones móviles. Consultor SEO.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestros blog y no te pierdas nuestras publicaciones